Seguidores

22 oct. 2014

¿DONDE SE SITUARÁ PODEMOS

    



Carta abierta a la ciudadanía


¿SE SITUARÁ PODEMOS EN EL CAMPO DE LA IZQUIERDA TRANSFORMADORA?


-        ¿Se definirá como fuerza anticapitalista y con un proyecto alternativo al modelo actual?
-        El programa es la prueba del algodón, arrieritos somos y en el “programa” nos encontraremos.
-        Es hora de sumarse y no de sumar, de generar confianza, militancia y voluntad.



Estimados ciudadanos, estimadas ciudadanas:

Hemos de dar tiempo para que cuaje como formación política, hace solo unos meses que irrumpieron en las elecciones europeas. Podemos hoy no es aún un partido, es un estado de ánimo de la sociedad española asqueada con el régimen bipartidista, monárquico, y corrupto que ven en Podemos la herramienta adecuada para romperle el espinazo a este sistema.
Ahora Podemos tiene un debate abierto sobre su naturaleza, definición, y objetivos políticos y programáticos, así como su modelo alternativo.
Esperar es lo que nos toca y tener una actitud prudente ante este fenómeno. ¿Tiene Podemos  intencionalidad política de llegar a un acuerdo con todas las fuerzas y colectivos sociales a la izquierda del PSOE entre ellos con IU? ¿Tendrá el programa de gobierno de Podemos un contenido alternativo al capitalismo con un medidas democráticas y alternativas?
Emplean  un término para definirse que es la transversalidad que según la RAE en una de sus acepciones es el abandono de la línea correcta o principal.
Los asesores de las encuestas, los que leen la sociología electoral le dirán a Podemos que están captando un voto moderado y de centro, incluso de votantes de la derecha y sobretodo del PSOE que no tendrían si se enmarcaran en algún acuerdo con la izquierda transformadora, entre ellas con IU.
Pablo Iglesias ha declarado que su programa es muy moderado, y que si gobierna tenderá la mano a todo el mundo, y como hemos visto en el pabellón de Vista Alegre este fin de semana, pasan de puntillas sobre temas que requieren de una posición política:
-         En Cataluña aún no sabemos quién tiene que decidir (si los catalanes, si el conjunto del Estado, si tienen que sentarse todos a una mesa..);
-        del problema catalán huyen como gato del agua caliente;
-        sobre el aborto plantearon que no era un tema nuclear en materia de derechos y libertades de la mujer,
-        en relación a la deuda empiezan con la rebaja ya se plantea una comisión de auditoría para pagar toda aquella que se justifique “por razones de Estado”;
-         y sobre la reforma fiscal se está a lo que digan los técnicos de hacienda.

Este comportamiento obedece a pies juntillas los consejos de los asesores en materia de encuestas electorales.

Nosotros somos partidarios de que se logre un acuerdo con un programa común, con unas candidaturas comunes, por lo tanto un acuerdo político, programático, y electoral de toda la izquierda que derrotaría al bipartidismo y sentaría las bases de una alternativa integral al capitalismo neoliberal.
La corrupción generalizada es la regla del sistema capitalista, no es la excepción, está en su ADN, el caso Puyol y otros lo demuestran. La sociedad española prefiere un cambio radical.
Antonio recuerda una conversación en una tarde promesa en el congreso de los diputados, con Diego López Garrido y Julio Anguita, sobre la propuesta de la nueva izquierda que defendía de manera machacona la disolución del PCE y convertir a IU en una fuerza moderna de la izquierda española con vocación de mayoría. Diego López Garrido sostenía que el PCE era plomo en las alas de IU, que le impedía despegar electoralmente. Antonio le planteó “un poner”: “disolvemos el PCE y solo existe IU…¿qué programa tendría esta nueva IU? ¿seguiría contemplando la nacionalización de la banca, reforma agraria, salida de la OTAN, la República…?”
Diego López Garrido contestó: “hay que modernizar también el programa y moderarlo, es más, esa nueva IU tendría que pedir el ingreso en la internacional socialista”. Diego y sus compañeros, en su mayoría, ingresaron en el PSOE y no lograron que nuestra formación perdiera su carácter anticapitalista.
Entonces el problema no es el PCE es la naturaleza anticapitalista de IU.

El pueblo español ha sido engañado mil veces, se ha ilusionado mil veces, ha depositado la confianza mil veces, y ha sido traicionado y defraudado mil veces. Ahora sería muy importante que esto no ocurriera, el pueblo español no merece otra frustración. Como decía José Saramago (en el “Evangelio según Jesucristo”) refiriéndose a la muerte de Lázaro:  «ningún hombre debe morir dos veces».


IU  y el PCE tienen que ser los primeros que se sienten y los últimos que se levanten luchando por la unidad. Hay ejemplos históricos que demuestran esa pasión del PCE por la unidad.
En los años 30, José Díaz defendió el frente único antifascista en Málaga, que era la única experiencia unitaria de la izquierda en aquellas elecciones del año 1933. El resultado fue una victoria de la izquierda en Málaga mientras que en el resto de España ganó la derecha.
Este precedente lo utilizaría José Díaz, como secretario general del PCE en aquella época para fraguar el frente popular y ganar las elecciones en España el 16 de Febrero de 1936.

Pablo Iglesias se refiere a la importancia de programa y programa imitando a Julio Anguita. Alberto Garzón, uno de los grandes valores de IU y el PCE, se está dejando la piel en tejer la convergencia trabajando con sinceridad total por alcanzar un acuerdo de todos los que nos encontramos a la izquierda del PSOE que ni está ni se despega. Sería penoso perder esta oportunidad de oro para alcanzar un acuerdo que nos pusiera en el camino de construir una nueva arquitectura que sustituya al Régimen del 78 con  valores republicanos y de izquierda. Tenemos que convertirnos en una fuerza social organizada y en esperanza colectiva, saber traducir las demandas de las gentes, y así llegar a ser un contrapoder social mayoritario, una fuerza hegemónica dispuesta a ganar y que ofrece construir un nuevo proyecto de país.

Cuando la CIA había metido en sus fichas a Ernesto Che Guevara como comunista convencido, a Raúl Castro como marxista cubano, y a Fidel Castro como nacionalista cubano. Fidel triunfó con la revolución cubana, se declaró la naturaleza de izquierdas, de revolución socialista, y los americanos publicaron que Fidel llevaba la hoz y el martillo escondidos debajo de la barba. Ahora habría que preguntarles: ¿lleva Pablo Iglesias escondida en la coleta un programa verdaderamente anticapitalista de izquierdas?

Desde IU, y el PCE, tenemos que apostar por ser alternativa y no mera alternancia, la unidad no es sumarse a otras fuerzas u ocupar espacios más compartidos electoralmente, es algo muy diferente y mucho más radical: construir desde abajo y a la izquierda.

Esta ha sido la propuesta histórica de IU, la plataforma moral e ideal que hemos defendido hasta el presente y que recientemente hemos reafirmado en el Consejo Federal de IU. Es hora de sumarse y no de sumar, de generar confianza, militancia y voluntad, hacia la verdadera izquierda.

La participación hay que garantizarla, y luego chorrear verdad en un modelo horizontal. El sistema neoliberal no quiere que la gente decida en Cataluña, tampoco que los ciudadanos españoles tengamos el derecho a elegir entre monarquía y republica, o que tomemos carta en los modelos de sanidad, educación,..  Pero ahora es el momento de que la ciudadanía empoderada lleve las riendas en este proceso.
La gente ha recuperado su soberanía plena y no se siente representada, por eso la ciudadanía no quiere una democracia formal y representativa sino una democracia real y directa. Y realmente de este modo se terminará desenmascarando lo que es tacticismo, lo que es la verdad y lo que es el fraude.



ANTONIO ROMERO RUIZ
Coordinador de la Red de Municipios por la III República 
Presidente de honor del P.C.A .
Ex Parlamentario IU


KEILA FERNÁNDEZ MARTÍNEZ
Lda. Filosofía
Miembro Comité Provincial P.C.E. Granada


No hay comentarios:

Publicar un comentario