Seguidores

30 oct. 2012




Dansy se llamaba mi amor

Por Peter Magnus
Las armas de la naturaleza
ante la estupidez supina del ser humano,
son devastadoras.

Avalon Breton

El mundo se ha vuelto rematadamente loco, la noticia del huracán llamado Sandy ocupa las portadas de la prensa internacional, todas las redes hablan de este azote de la naturaleza que “barrerá”, según las fuentes informativas, la costa este de Estados Unidos, arrasando a su paso todo cuanto el hombre ha fabricado con sus manos.

Que no cunda el pánico, parecen decir las autoridades que han recomendado a la población que evacuen las zonas más propicias y más débiles ante la fuerza magnífica de la naturaleza, todos hablan de ello, pero sin embargo jamás se le prestó tanta atención a los muertos producidos –no por efecto de la naturaleza-, sino por las fuerzas militares de Estados Unidos en los países que invade, jamás se prestó tanta atención a los miles, millones de niños* que mueren cada día de hambre gracias al sistema capitalista que el país que está siendo azotado por Sandy promueve y defiende hasta la muerte armado hasta los dientes, ningún medio, ni red se ocupa de estos males, como si ellos, los males que producen la hambruna y la muerte fueran de segunda o tercera categoría con lo que también parece ser que los que los padecen pertenecen a esas categorías, y sin embargo por un huracán que azota o ha azotado, o va azotar la costa este de Estados Unidos el mundo del periodismo se vuelca a tope narrando hasta la saciedad, repitiendo imágenes hasta dejar en nuestros subconscientes inoculado el miedo a la naturaleza.

Mi escepticismo me lleva a no creerme la mitad de lo que veo y nada de lo que me dicen, y en esto del huracán veo manipulación como la veo en todas las noticias de las que la prensa internacional hace bandera durante unos días, eso es lo que creo, que quizás no será para tanto y pienso que es demasiado ruido para tan pocas nueces.

Según un artículo del que extraigo el siguiente párrafo** parece ser que el temible huracán bajó de grado al grado de tormenta tropical, que a pesar de ello ha dejado unos 16 muertos, cifra “risible” en comparación, como ya he dicho con las cifras que otras catástrofes producidas por la actividad bélica humana producen. No quiero decir que me alegre de que esto esté ocurriendo, no, para nada, porque siempre los damnificados son los más pobres de los lugares afectados, probablemente, los muertos, también sean los más marginados o excluidos, y en algunos casos, no me extraña que sean los más tercos a la hora de largarse y dejarlo todo a merced de esa dichosa Sandy.

No crean, no, que no me preocupan esos “millones” de personas afectadas por el huracán que ya no es sino una tormenta tropical, lo que sí me preocupan son los experimentos que se efectúan en estos casos para ver qué reacción tiene la población y qué resultados tiene todo esto de atemorizar al mundo con imágenes y declaraciones repetidas hasta la saciedad de esta “catástrofe” con nombre de mujer, bella Sandy, como aquella novia que tuve a los dieciocho años, anagrama su nombre de esta Sandy huracanada que amenaza –no ella sino las autoridades lo dicen- con arrasar la costa este de los Estados Unidos, y sobre todo Nueva York, en la que parece que llevan horas de apagón en apagón y de inundación en inundación. Bravo por los medios de comunicación internacionales por hacernos llegar estas tremendas noticias y tirar a la papelera algunas otras que sí que afectan, y mucho, a la humanidad.

Salud Dansy donde quiera que te encuentres y si andas por Nueva York no dudes en darle un beso, como aquellos que me dabas como de tuerca a esa fastidiosa Sandy que nos tiene a todos los chivos metidos en el corral.

* 175 millones de niños morirán al año por desastres naturales
**El huracán, que bajó de grado hasta tormenta tropical, ha dejado al menos 16 muertos, millones de personas sin suministro eléctrico y calles anegadas por las inundaciones.

Sandy tocaba tierra en Estados Unidos alrededor de las 20.30 hora local (las 01.30, en la España peninsular) en Atlantic City (Nueva Jersey), según el Centro de Huracanes de Estados Unidos. La ciudad había declarado este lunes el toque de queda ante la previsión de inundaciones. También estaba en guardia Nueva York, uno de los puntos en los que los que las consecuencias han sido más devastadoras.
El paso del huracán tiene en jaque a cerca de 60 millones de personas de 23 Estados del país. Más de tres millones de personas están sin luz en las zonas más afectadas.

"Sandy" tocó tierra al sur del estado Nueva Jersey sobre las 20 hora local (00.00 GMT), donde dejó ciudades anegadas, olas gigantes y fuertes ráfagas de viento de hasta 150 kilómetros por hora que prometen convertir este huracán en uno de los más fuertes y extensos que han impactado jamás en la zona.

Leermás: 
http://www.lavanguardia.com/internacional/20121030/54354016908/sandy-deja-a-oscuras-millones-hogares-ee-uu.html#ixzz2AmQx583S
 

No hay comentarios:

Publicar un comentario